PUNTO DE OPINION

53
Por Simitrio Robles Ibáñez
Heroica Ciudad de Tlaxiaco, Oax., 23 de mayo de 2016.- Las y los candidatos a las presidencias municipales, diputaciones locales y Gubernatura del estado, hacen esfuerzos por mostrar un escenario propicio para el desarrollo de las elecciones, incluso desdeñan quejas de algunos aspirantes a cargos de elección popular, quienes han denunciado asedio de la delincuencia.

El argumento es que mientras no se hagan las denuncias correspondientes, simplemente no se les puede dar credibilidad. Sin embargo, hay signos que muestran serios conflictos en la materia en diversas partes del estado, los que son motivo suficiente como para que se comience actuar con seriedad.

En esta ocasión, candidatos de las distintas fracciones partidistas están siendo víctima de amenazas de muerte por diversas vías, a través de las redes sociales, mediante llamadas telefónicas y hasta disparos de armas de fuego, actos cobardes que empañan elecciones.

Sin embargo cuando un candidato o candidata denuncia estos hechos, actores políticos minimizan los casos y en una forma por demás despótica y despreciativa salen con que sólo son especulaciones, pareciera que no se pueden denunciar hechos contra su integridad.

Si él o la candidata fue a interponer la denuncia correspondiente y exige que las autoridades cumplan con su responsabilidad de dar seguridad, ya no solo a su persona, sino a los candidatos contrincantes e incluso a la ciudadanía en general, porque más allá de lo que a nivel particular se refiere, es claro que la inseguridad intenta influir en los resultados de la elección del próximo 5 de junio en este y en otros municipios más.

Un llamado a las y los candidatos, quienes de antemano saben que está prohibida la denostación entre los rivales políticos, pues llaman a la violencia y lejos de comicios limpios, empañan sus verdaderas intenciones de gobernar de manera honesta.

Los órganos de procuración de justicia y de seguridad pública, deben velar y estar pendientes de actos que lleven desde agresiones verbales hasta físicas entre simpatizantes, pues debe prevalecer un clima de civilidad y paz, para las ya cercanas elecciones del 5 de junio.

Deja un comentario