La rebatinga del PAN en Oaxaca

Las otras verdades / Eduardo Cruz Silva

Cargando a cuestas una humillante caída en las preferencias electorales de Oaxaca, la nula formación de cuadros, una membresía de militantes anquilosada y una dirigencia estatal burocratizada que sólo se ha dedicado a cuidar su parcela de poder, el Partido Acción Nacional de Oaxaca se encamina a renovar su dirigencia estatal en medio de una encarnizada disputa.

Los pésimos resultados de los dos últimos procesos electorales que le ha tocado conducir al dirigente estatal Juan Mendoza Reyes, le ha generado severas criticas al interior y fuera del partido y, en más de una ocasión, voces panistas exigieron la renovación inmediata de su dirigencia, por considerar que se estaba demoliendo la credibilidad y aceptación que tantos años costó construir en el ánimo de los electores.

Pese a todo lo anterior, han surgido grupos y aspirantes que desean quedarse con los restos del partido que dejará Mendoza Reyes. Uno de ellos es el actual titular de la Secretaria de Vialidad y Transporte (Sevitra) Carlos Moreno Alcantara, que ha buscado negociar hasta con el diablo para imponer a José Manuel Córdova, como presidente estatal del blanquiazul.

Otra que se ha convertido en el ajonjolí de todos los moles, es Eufrosina Cruz Mendoza, quien desde el momento mismo que se sacó la lotería con su billete de defensora del indigenismo y equidad de género, ha ido brincando como chapulín de puesto en puesto por la vía de la representación proporcional.

Cruz Mendoza, tiene metido entre ceja y ceja que el mejor candidato para la dirigir al partido a nivel estatal es otra “chucha cuerera”, el actual presidente-notario de Huajuapan, Luis de Guadalupe Martínez Ramírez. Ha sido por demás notorio el impulso que desde la sombrita a otorgado a Martínez Ramírez, quien desde hace mucho se dio a la tarea de recorrer el estado para ganar$e el cariño de los integrantes del Consejo Estatal.

Por su parte el líder estatal panista, Juan Mendoza Reyes, tiene todas sus canicas apostadas a favor de la actual presidenta de la Junta de Coordinación Política de la LXII Legislatura del Estado, Antonia Natividad Díaz Jiménez, para heredarle la dirigencia estatal. Para lograr lo anterior, como casi siempre ha ocurrido en las votaciones internas troca votos a favor de prebendas.

Nada más que ahora, parece que ni eso le ha funcionado a Mendoza Reyes, pues todos se le empiezan a salir del huacal y cada grupo trata de hacer sus propios amarres para dejar fuera de la jugada a la ejuteca.

Tan fue así que en la última reunión del consejo estatal celebrado el pasado fin de semana, Mendoza Reyes no logró imponer a una decana del panismo oaxaqueño la ex contralora de hojalata Perla Woolrich Fernández, para que encabezara la Comisión Electoral que tendrá en sus manos el proceso para renovar dirigencia.

El grupo de Carlos Moreno Alcantara, haciendo yunta con el edil de Huajuapan quería que dicha comisión fuese encabezada por Luis Andrés Esteva Melchor y no lograron ponerse de acuerdo. De nueva cuenta, como ya se hizo costumbre se citará a reunión extraordinaria para desahogar el tema, pero por lo que se ve, será una cena de negros.

De acuerdo a los estatutos internos, tras la instalación de la Comisión Electoral, se otorgan sesenta días naturales para realizar la elección y renovación de la dirigencia estatal.

Son muchos los tiradores y Mendoza Reyes no da pie con bola para lograr amarrar a la diputada Naty en la dirigencia estatal. Es la única carta que tiene para asegurar su supervivencia política ahora que se va de “levantadedos” en el nuevo congreso estatal.

Y, aunque el PAN en Oaxaca se encuentra aporreado y moribundo, las elecciones del año 2018, se ven como la tabla de salvación a una dirigencia y partido que por actuar alcahuetamente con el “gobierno del cambio” de Gabino Cué Monteagudo, perdió la poca credibilidad que tenia. Por eso la rebatinga de los huesos del partido. Lamentable que a eso se hayan reducido.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*