“Un avance histórico para las mujeres priistas las reformas de la XXII Asamblea Nacional del PRI”: Mariana Benítez 

39

Realizada la XXII Asamblea Nacional del Partido Revolucionario Institucional, la Diputada Federal y Secretaria General del Organismo Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI), celebró los acuerdos generados a favor de las mujeres, pues dijo “Las mujeres priistas hemos demostrado compromiso, lealtad y una profunda pasión hacia nuestro partido, por ello celebro que en esta Asamblea Nacional del PRI se hayan escuchado todas las voces de las mujeres priistas”.

Tras la Asamblea que tomó en cuenta los anhelos y demandas de las y los priistas después de la realización de numerosas asambleas municipales, estatales y reuniones de sectores, se modificaron reglas para que haya total publicidad a los criterios que garanticen la paridad de género y para que las oportunidades electorales de candidatas sean en escenarios potenciales de votación.

Benítez Tiburcio tuvo participación activa en este proceso, fue la única oaxaqueña que formó parte de la Mesa Redactora de los Estatutos, asimismo fungió como integrante de la Comisión de Dictamen, misma que presentó un predictamen a consideración de la Mesa de Estatutos.

La Diputada Federal explicó que durante las mesas temáticas y la Asamblea, la voz de las mujeres priistas fue llevada, defendida y tomada en cuenta  “Estoy verdaderamente orgullosa de que en esta Asamblea se escucharon las voces de todas las mujeres priistas y sobre todo me siento orgullosa porque el ONMPRI logró articular una propuesta que tomó las aportaciones de las mujeres priistas de todo el país para llevarlas a la mesa de los debates y poder incluir principalmente cambios tan importantes como hacer de la igualdad sustantiva un eje transversal en toda la actividad del Partido”.

Comentó que de igual manera se estableció el compromiso del Partido de prevenir y sancionar la violencia política contra las mujeres al interior del mismo, a través del establecimiento de reglas que establezcan, por ejemplo, la sanción de expulsión del Partido a quien sea condenado por cometer violencia política de género.

Asimismo se establecen nuevas atribuciones para posicionar al ONMPRI como el órgano rector de toda política partidaria en materia de igualdad sustantiva, paridad de género y no discriminación.  La Secretaria General de ese organismo mencionó que el avance histórico del PRI para con las mujeres fue garantizar la paridad de género en todas las candidaturas del partido, así como en los cargos de dirigencia nacional.

“Nuestro más importante proyecto la Escuela Nacional de Mujeres Priistas que lanzamos con éxito y el cual logró la activa participación de nuestras militantes será ahora reconocida en los estatutos como una instancia para la formación política”, celebró la Diputada.

De igual manera la oaxaqueña añadió “Incorporamos también a los estatutos el lenguaje incluyente con lo cual se logrará visibilizar desde el texto de los documentos básicos a las mujeres y su participación activa en la política partidista”.

En entrevista la legisladora dijo reconocer el gran liderazgo de la presidenta del ONMPRI, la Senadora Hilda Flores “Logramos hacer un gran equipo para que todas esas demandas, esos anhelos de las mujeres fueran plasmados en los documentos básicos que el día sábado se aprobaron en la Asamblea Nacional del PRI”.

Mariana Benítez comentó que el Revolucionario Institucional establece que el principio de igualdad entre los géneros no sólo es un derecho humano básico, también se ha demostrado que es una condición de mayor relevancia que contribuye a reducir las brechas de desigualdad y a impulsar el crecimiento económico.

El PRI – aseguró la Diputada- se ha distinguido por ser pionero en la inclusión de las mujeres en el ámbito político. Durante 88 años de intensa actividad, el Partido ha abierto espacios que permitieron incrementar la actividad pública de las mexicanas y, recientemente, ha emprendido importantes transformaciones como son: la inclusión de la paridad de género en el texto constitucional; el fortalecimiento del mecanismo de Alerta de Género para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia; y la incorporación del concepto de violencia política electoral como un acto discriminatorio que atenta y vulnera los derechos de las mujeres en el marco electoral.

Deja un comentario