Le cierran la puerta a fábrica coreana en Yucuita, Nochixtlan

Por AGENCIAS

SAN JUAN YUCUITA- Habitantes de esta municipalidad tomaron el palacio municipal y cerraron el camino al paraje El Sauco, para impedir que el secretario de Economía, Jesús Rodríguez Socorro, y un grupo de empresarios coreanos colocaran la primera piedra de una planta ensambladora de alumbrado público y luz LED, en el área que comprende el Geo Parque Mundial de la Mixteca Alta, reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Los habitantes de la comunidad acusaron al presidente municipal, Gildardo Rodríguez Ramos, y el presidente del Comisariado de Bienes Comunales, José García Hernández, de urdir la venta de cinco hectáreas de tierra para la instalación de la ensambladora, “sin tomar en cuenta a la población, ni los perjuicios que puede acarrear la instalación de este tipo de empresas en el municipio, que forma parte del geo parque y por tanto está obligado a preservar y cuidar su riqueza natural, histórica y cultural”.

Comentaron que el pasado 15 de mayo del año en curso la Unesco reconoció a ocho municipios como integrantes de Geo Parque Mundial de la Mixteca Alta, entre ellos Yucuita, “pero ahora la Secretaría de Economía del estado, la autoridad municipal y el comisariado pretenden que se instale aquí una ensambladora, en un abierto atentado a la cultura y recursos naturales de nuestra comunidad”.

LA INVERSIÓN

De acuerdo a la Secretaria de Economía del estado la planta ensambladora tendrá una inversión de 50 millones de pesos y generará 450 empleos directos.

SIN INFORMACIÓN DEL PROYECTO

Mientras resguarda el inmueble del palacio municipal, la señora Graciela Reyes López informó que el pasado miércoles por la noche decidieron tomar la alcaldía después de sostener una asamblea general, en donde se solicitó información sobre el proyecto pero la autoridad solo le dio vueltas al asunto.

“En la reunión, el presidente municipal Rodríguez Ramos se lavó las manos asegurando que quien firmó el convenio es el presidente de bienes comunales, pero la verdad es que los dos están coludidos para el negocio, porque nunca comunicaron nada al pueblo, todo lo manejaron de manera muy discreta”.

Por su parte, la señora Rufina Hernández Cruz manifestó que existe preocupación entre los pobladores porque no saben si la ensambladora va a generar residuos, en dónde van a descargar los desechos y todo lo que una empresa implica.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*