Teposcolula: tesoro arquitectónico en la mixteca de Oaxaca

78

También es Pueblo Mágico

El sitio es una maravilla arquitectónica que se conjuga con la denominación de Pueblo Mágico con el que cuenta la comunidad.

SAN PEDRO Y SAN PABLO TEPOSCOLULA, Oaxaca.- Además del conjunto conventual construido en el siglo 16, San Pedro y San Pablo Teposcolula es un pueblo mágico digno de visitar. A unos 120 kilómetros al noroeste de la ciudad capital (hora y media), excursionistas locales y extranjeros podrán disfrutar paisajes incomparables.

Ubicación
Se encuentra a 120 kilómetros al noroeste de la ciudad de Oaxaca.  Para llegar, hay que desviarse hacia la carretera federal 190 con destino a Huajuapan de León, hasta entroncar con la población de Yucudaá, y seguir a la izquierda por la carretera federal 125, hasta llegar a Teposcolula.​

El templo y exconvento de Teposcolula es una belleza arquitectónica de la Ruta Dominica. Durante la Colonia, el pueblo fue el tesoro de la región Mixteca, ya que se consagró como el centro político y comercial más importante de toda la zona.

Los religiosos dominicos se establecieron en ese lugar en 1541 e inmediatamente comenzaron la edificación de un vasto complejo sacro, con una capilla abierta que está considerada como una de las creaciones arquitectónicas más admirables del siglo 16 en la Nueva España.

Se dice capilla abierta o de indios donde se realizaba la evangelización de los habitantes. FOTO: Emilio Morales Pacheco

Legado incomparable

Según cuenta Jorge López Cruz, la capilla abierta o de indios es de las más sobresalientes e impresionantes; un legado incomparable, porque en su momento le pusieron más empeño a su construcción que al mismo templo.

Es una capilla abierta porque ahí se daba el proceso de evangelización, dado que se cuenta que nuestros antepasados tenían miedo de los sitios cerrados, ya que estaban acostumbrados a hacer sus ritos en sitios abiertos

En contraparte, la iglesia actual fue modificada en el siglo 17, cuando la alargaron y le dieron forma de cruz latina; desde ahí se perdieron algunos elementos como la pintura original de las paredes.

López Cruz explica que en el edificio se encuentran imágenes al oléo de la vida de Santo Domingo de Guzmán, además de los retablos laminados en oro y estilo barroco que son perfectamente distinguidos por las columnas estípites (formas cuadradas-rectangulares).

Cultura y tradición

“Hablar de Teposcolula es hablar de una zona rica en tradición, cultura y joyas arquitectónicas”, expresa Jorge López, encargado de la iglesia.

El ex convento dominico es en donde se atesoran óleos de los pintores Simón Pereyns y Andrés de la Concha, dedicados a Santo Domingo de Guzmán.

Otro tesoro arquitectónico de este Pueblo Mágico oaxaqueño es la llamada “Casa de la Cacica”, un palacio donde habitó la última reina de los indígenas mixtecos. Es un recinto que sobresale por su singular hermosura, puesto que mezcla detalles estéticos españoles y prehispánicos.

Para saber 

Se incorporó al programa de Pueblos Mágicos en 2015.

El pueblo fue fundado en 1520 con el nombre de San Pedro y San Pablo.

En el centro de la comunidad encontrarás construcciones de estilo clásico, podrás escuchar el sonido de las campanas, música de violín y guitarra.

La fiesta titular en honor al Señor de las Vidrieras, se celebra en febrero.

Sismos dejan secuela

Aunque los edificios se aprecian en perfecto estado, por lo menos cuentan con dos intervenciones por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) por dos sismos; uno en 1980, cuyo epicentro fue en Tlaxiaco-Huajuapan, que dejó daños severos al templo, y una segunda ocasión en 1999, cuando otro movimiento con epicentro en Puerto Ángel, provocó nuevas afectaciones.

El municipio tiene una ventaja sobre el resto de los otros templos dominicos, ya que al ser Pueblo Mágico, tiene mucha más promoción y difusión por parte de la Secretaría de Turismo, no así inversión para seguir mejorando.

Falta difusión

Pobladores de la zona señalan que la afluencia de visitantes es importante, pero si no tuvieran la denominación de Pueblo Mágico, se enfrentarían a la deficiencia que caracteriza a la mayoría de las zonas que se encuentran dentro de ruta dominica: el desinterés de las autoridades a través de la Sectur, a reorientar la forma en cómo ofrece la ruta.

“Deberíamos estar dentro de un programa permanente de difusión; el que existe actualmente no es suficiente; nosotros tenemos mucho más que ofrecer, pero sentimos que estamos un poco abandonados”.

Parte de la cantera se ha caído del exconvento, debido al desgaste de los años. FOTO: Emilio Morales Pacheco

Un sitio pintoresco

Teposcolula cuenta con interesantes celebraciones como la Fiesta Patronal de San Pedro y San Pablo Teposcolula , la de la Virgen de Dolores, la del Señor de las Vidrieras y la de la Santa Cruz.

Además, quien visite esta localidad, no puede perderse de la gastronomía: los chiles rellenos, totopos, chocholucos, tamales de mole amarillo, de frijoles, de dulce y de elote,  envueltos en hoja de totomoxtle; y dulces: revolcadas, encaladas, dulces de leche quemada, de haba, de coco, de chayote, jalea de tejocote y calabaza en tacha.

El templo y ex convento de San Pablo Teposcolula fue construido en 1541 por frailes dominicos. FOTO: Emilio Morales Pacheco

De acuerdo con datos del municipio, en la localidad son alrededor de 7 mil a 10 mil visitantes que llegan en distintas fechas, principalmente en febrero, durante la celebración del Señor de las Vidrieras.

Deja un comentario