¡LA HORA DE LA DEMOCRACIA!

55

PASANDO

    LISTA DE PRESENTE

POR: RAÚL MALDONADO ZURITA*

¡LA HORA DE LA DEMOCRACIA!

  • ¡Hablemos con nuestros votos, el gobierno que queremos!

PASANDO LISTA DE PRESENTE en el aula de la vida para preguntarte, este 01 de julio, ¿Con quién estás? Los leales a la democracia, iremos con nuestra credencial en mano a decidir.

Tenemos a la vuelta de la esquina una cita con la democracia. Elección histórica, en la que habremos de decidir el futuro de nuestro País. El ejercicio demoscópico ha fallado en las últimas elecciones, se han equivocado, ya no anuncian al ganador. En nuestras manos esta la decisión final. Lo que no se quiere son falsos redentores, que vendan formulas mágicas e intenten ganar vendiendo un país de ensueño. Se quiere propuestas serias, a la altura de los retos que se enfrentan. ¡Basta de demagogia !

El ideal de la democracia habla en la poesía:

 

Cuando más lejanos, inalcanzables
te parezcan tus sueños
presta atención al viento
y óyelos venir en su ruido limpio y eterno.

El voto es un canto de libertad cuando se sabe escribir la “X” donde está tu elección. Por ley el voto de los ciudadanos es secreto e intransferible; ¡Que nada te impida a asistir al ejercicio cívico!

La mejor de las armas con que cuenta la democracia, es nuestra credencial de elector, ¡usémosla!

La ciudadanía del tercer milenio se ejerce, cumpliendo con la democracia.

Comparto estimados lectores los diez mandamientos de un buen servidor público:

VOCACIÓN DE SERVICIO: Es la base fundamental que dignifica la esencia de la política, como medio de convivencia ciudadana. El servidor público requiere entregar su mejor esfuerzo a favor de la comunidad. Servidor es un compromiso y alto honor. La política es para servir y no para servirse. Con su actuación se cuidan los supremos intereses del ciudadano. La actividad de gobierno es la prestación concreta del fin último del Estado, es decir, aquel servicio de carácter técnico que el gobierno mediante la administración pública presta al ciudadano de una manera regular y sistemática a fin de satisfacer una necesidad de carácter público. Implica el actuar con amabilidad, sencillez y eficiencia.

 

RESPONSABILIDAD: actitud individual ante las obligaciones que se adquieren con el municipio, comunidad y dependencia en que labora, es desempeñar las funciones asignadas conforme a derecho y a la obligación moral. La responsabilidad demanda que el servidor público logre con su buen desempeño un adecuado ambiente de respeto y convivencia entre sociedad y gobierno.

HONESTIDAD: Cualidad inherente al ciudadano y servidor público: ser honesto es reconocer en el funcionario elemental del respeto hacia la comunidad en que se vive. La honestidad se manifiesta en el manejo escrupuloso y transparente de los recursos encomendados, sin obtener beneficio personal alguno.

 

EFICACIA: Actividad, fuerza y poder para el actuar de todo servidor público, observando siempre la mejor opción para aplicar los recursos del pueblo, en virtud de su precariedad para hacerlos rendir, cuidarlos, vigilarlos y optimizarlos. Entenderla como la acción cumplida oportuna y ajustada cabalmente al propósito, en cada ámbito específico en aras de cumplir con las funciones de la forma más óptima y en el menor tiempo posible. Implica una capacidad de repuesta en la función acorde con la responsabilidad social que se tiene.

 

DISCIPLINA: Exige al servidor público a actuar con apego a la normatividad, jerarquía e institucionalidad para con la dependencia en que se labora. Si logra introducir a sus acciones constancia y respeto, alcanzará más y mejores resultados en la tarea efectuada.

 

ORDEN: El ejercicio gubernamental requiere de orden, rigor, temple, entrega, conciencia y convicción para desempeñar las funciones públicas, precisa actuar conforme a regla o modo para hacer las cosas y a la observancia de las leyes y ordenamientos de una profesión o institución. Implica desempeñar cabalmente las funciones bajo ciertas reglas de organización.

 

LEALTAD: Acto de adhesión intelectual del servidor público hacia las actividades que le son encomendadas para alcanzar los objetivos de la institución. Adhesión por convicción que requiere tener el servidor público para con la institución en la que colabora.

 

PERSEVERANCIA: Todo servidor público se obliga a mantenerse constante en el seguimiento de las tareas iniciadas.

 

AFÁN DE CONCERTACIÓN: Es una obligación de sumar las diversas opiniones, puntos de vista de la comunidad en el ánimo de conciliación, procurar la negociación y el diálogo para resolver las diferencias integrando esfuerzos para alcanzar acuerdos en beneficio de la comunidad. Concordar y convenir entre sí los intereses de los individuos y grupos sociales que habitan en la comunidad.

 

BUENA IMAGEN PÚBLICA: Sello propio de distinción del trabajo que caracteriza un gobierno, que la sociedad califica y evalúa reconociendo o sancionando su labor. Implica un mejor y más eficiente trato hacia el público que impacte en la imagen institucional.

 

*PREMIO ESTATAL DE LA JUVENTUD BICENTENARIO 2010, MAESTRÍA EN LITIGACIÓN EN JUICIOS ORALES.

 

PASANDO LISTA DE PRESENTE recibe con agrado tus mensajes en maldonado3000@gmail.com. O twitter: @raulmaldonadoz.

Deja un comentario