San Miguel Reyes, Putla, un pueblo mixteco de tequio y costumbres.

234

 

Por Alejandro López López / @NuevoSigloOax

Oaxaca es uno de los estados de la República Mexicana que se distingue por su gran diversidad cultural, étnica y lingüística; cuya mezcla ha dado origen a una gran variedad de costumbres y tradiciones, estilos de vida que a través de la historia son arraigados en las comunidades que se vuelven leyes, que no se cambian sino se perfeccionan a lo largo de la historia.

Estas formas de vida están ligados al conocimiento, uso y manejo ancestral y tradicional, de la gran riqueza biológica que lo coloca como el Estado de mayor biodiversidad del país. Estas tradiciones y estilos de vida varían en cada una de sus localidades, ubicadas dentro de los 570 municipios, de las regiones geográficas: Valles Centrales, La Cuenca, Cañada, Mixteca, Sierra Sur, Sierra Norte, Istmo y Costa. Los pueblos oaxaqueños son lugares muy especiales y peculiares por la sobrevivencia de las propias expresiones culturales.

La organización comunitaria, es un ejemplo de la mezcla de los estilos de vida prehispánicos, con los estilos de vida impuestos o adoptados durante la conquista española. La elección de sus autoridades, la integración de comisiones, las mayordomías, las guezas tradicionales y el tequio, son parte actual de su estructura y organización social.

El tequio, es una forma de organización que tiene sus orígenes desde el México prehispánico, y para Oaxaca, representa un componente muy importante en el sistema de usos y costumbres que norman la vida de estos pueblos. El tequio es una tradición que se define como un trabajo organizado de la comunidad para beneficio de la misma y sin retribución económica.

Actualmente en muchos de los pueblos oaxaqueños aún sobrevive el tequio. Es el caso de San Miguel Reyes, Putla Villa de Guerrero, un pueblo mixteco, ubicado en el espacio de la Mixteca Baja, límites de la Sierra Sur y la Costa, un lugar tropical, con mucha agua, vegetación y micro climas que hace un lugar templado donde se produce, café, plátano, caña de azúcar, papaya, piña, mango, guanábana, naranja, nanche, lima, limón, zapote negro y una vasta variedad de plantas silvestres comestibles y maderables. El tequio es una costumbre que perdura en la vida cotidiana de sus habitantes consiste en convocar o invitar a los pobladores a trabajar. Quien convoca, puede ser la autoridad, comité, comisión e incluso un vecino. Los participantes pueden ser niños, mujeres, hombres, comuneros o ciudadanos, originarios o radicados; cuyo único propósito es contribuir con trabajo para beneficio de la comunidad, del territorio, de la población, o institución.

Para San Miguel Reyes el tequio es una manera de trabajo que los ha llevado a resolver necesidades de servicios o infraestructura básica, también a contrarrestar problemas de degradación ambiental en diferentes áreas del territorio en los últimos años.

Es claro que San Miguel Reyes se encuentra inmerso en un proceso de sustentabilidad que implica trabajo, sensibilización, participación, coordinación y mucha voluntad. Los trabajos de conservación de costumbres, tradiciones, reglamentos internos de esta comunidad hasta el momento han logrado el rescate y prácticas de valores humanos y sustentables en beneficio del medio ambiente, como abolición del plástico y unicel, circulación de vehículos a baja velocidad, respetando a los traceuntes, con esas prácticas facilita y fortalece, la organización comunitaria, el cumplimiento de las metas previstas por las autoridades, y el transformar el entorno de deterioro ambiental a un entorno de restauración comunitaria.

El tequio en San Miguel es una estrategia de desarrollo comunitario que contribuye al rescate de las tradiciones y del medio ambiente; donde la participación y la concientización ambiental se dan durante su práctica.

Deja un comentario